A finales de Agosto, y en los trabajos de exploración que está realizando el Grupo Espeleológico Kart-Oba (GEKO) en la Sierra de Jaula (Sierras Subbéticas Cordobesas), miembros de dicho grupo hallaron un recipiente cerámico de origen andalusí en una sima inexplorada (localizada hace años por el G40), tras desobstruir la boca de entrada a la misma y descender a su interior.

Tras el hallazgo, y tal y como marca la ley, los espeleólogos dieron parte a la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía y al arqueólogo de Priego de Córdoba (término municipal donde se encuentra la cavidad), Rafael Carmona, para comunicar el hallazgo.

Semanas más tarde, miembros del Grupo Espeleológico Kart-Oba (GEKO) volvieron a la cavidad junto al arqueólogo para recoger la botella, que se trata de «una limeta o botellita, de 13 cm de alto y ancho de 10 cm, con una capacidad de unos 425 cc, que se puede adscribir a época andalusí omeya, es decir, entre los siglos VIII y X d.C, si bien La falta de otros referentes materiales en la cueva impide concretar más, por el momento, este paréntesis cronológico», según apunta el propio arqueólogo Rafa Carmona.

Se trata pues del primer hallazgo arqueológico del Grupo Espeleológico Kart-Oba (GEKO) en su corta andadura subterránea desde que naciera en enero de este mismo año.

Hallazgo arqueológico del GEKO en la Sierra de Jaula

Los espeleólogos del GEKO descubridores del recipiente cerámico andalusí